Taberna de la Reina

Interiorismo Comercial

Description

Taberna de la Reina es un restaurante ubicado en plena Plaza de la Reina, un lugar emblemático del centro histórico de Valencia. El local cuenta con 210m2 que se dividen en dos plantas.

En la planta baja teníamos la premisa de no alejarnos demasiado de la imagen que ya tenía y que estaba tan asentada entre los clientes. Así que trabajamos en reforzar la imagen de taberna tradicional pero dándole el punto más actual que le faltaba.

Para ello combinamos la textura de las paredes pintadas con llana en marrón chocolate con el azulejo de formato 15×15, modelo Evolution de Equipe, en color Victoria Green. Tanto este azulejo como el color verde son uno de los puntos más característicos de este local, y es lo que consigue la imagen de taberna de toda la vida que queríamos.

Sustituimos la puerta de entrada a los baños por una puerta antigua de derribo que funciona como un elemento decorativo más. Y se ha utilizado la silla Cadaqués, que está realizada en madera de chopo, con el asiento y el respaldo de anea embalsada a mano, un producto totalmente artesanal valenciano.

Para subir a la planta superior pasamos por un tronco de escalera que nos acoge con un techo lleno de helechos colgantes y grandes lámparas de bambú. Y un pasamanos hecho a medida con chapa de hierro perforada.

En esta planta quisimos mantener ese ambiente tradicional y de toda la vida, pero ahora si, añadiéndole un punto más sofisticado y actual. Rescatando la piedra vista del edificio y aprovechando la gran luz natural que entra por todos los ventanales de madera.

Combinamos la silla Cadaqués con otra silla de rattan y estructura tubular de acero negro con un toque nórdico. Y creamos una distribución de mobiliario que gira en torno a un mueble de pino reciclado realizado artesanalmente.

Por tema del aislamiento necesario, perdíamos las viguetas originales de madera. Por eso recreamos un techo de vigas y viguetas mediante pladur, con las bóvedas forradas con un papel vinílico diseñado expresamente para este propósito. Este detalle, junto con las grandes plantas situadas en el local y los helechos colgantes, dan vida y color al espacio.

La iluminación de esta planta se caracteriza por estar a la vista mediante tubos en color cobre de los que salen redondas bombillas de filamento. Es una iluminación muy cálida, y que junto con la luz natural, crea un juego de luces y sombras en el espacio que invitan a disfrutar de una buena comida con vistas al Miguelete.

Fotografía: Estudio A2